sobre mi

 

 

   Hola! Soy Jone Benedicto y esta es mi historia..  Siendo niña siempre fui buena, aplicada y obediente, por eso cuando ya en la veintena, estaba terminando la Universidad,  todo parecía indicar que me esperaba un futuro brillante.

Sin embargo, un buen día... todo se quebró. Pero si alguna vez has vivido un derrumbe emocional sabrás que las cosas no ocurren de repente, van cuajando durante años y un día, te explotan en la cara. Fue entonces cuando mi vida entera cambió y la ansiedad que había estado creciendo durante tanto tiempo en mi interior, salió a la superficie sin control. Así, la Universidad, los amigos,  vida social y la esperanza de un futuro brillante, terminaron.

¿Alguna vez te has sentido tan abrumada por tus circunstancias, o tan agobiada y perdida, que la desesperación misma te paraliza, deprime y angustia?. No sé cómo lo resolviste tú pero la única forma que yo encontré para aplacar mis caóticos sentimientos fue comiendo dulces. EL CHOCOLATE ME PROPORCIONABA TRANQUILIDAD Y FELICIDAD, aunque durara sólo unos momentos..

Y aquí empezó el problema. Al principio el chocolate era mi amigo, me calmaba y me proporcionaba el sosiego que necesitaba, sin embargo, cada vez necesitaba más cantidad para lograr el mismo resultado, y cada vez los efectos duraban menos tiempo. Entonces, sin saberlo, me convertí en ADICTA AL CHOCOLATE.

¿Cuál fue el siguiente problema? Que como cada vez comía más, mi peso empezó a subir y empecé a sentir pánico y mucha culpa. PÁNICO ANTE EL DESCONTROL CON LA BÁSCULA Y CULPA POR NO PODER SER CAPAZ DE DEJAR DE COMER LO QUE TANTA INFELICIDAD ME ESTABA CAUSANDO.

La culpa minó mi autoestima y la seguridad en mi misma. Y en estas condiciones, me llegó el amor.. Pero como era de prever, no fue como lo había soñado. Al principio creí haber encontrado a mi príncipe azul, al hombre que me iba a salvar de la sensación de inseguridad que me embargaba y me iba a proporcionar el cariño y amor que necesitaba. Sin embargo, creyendo haber encontrado la solución a todos mis males, añadí otro más a la lista y mi relación se convirtió en otra fuente de problemas.

Perdida, deprimida y culpable no sabía qué hacer, ni qué camino tomar. Y cuando toqué fondo y lo perdí todo, incluida la salud, empecé a responsabilizarme por mi vida y a actuar a pesar del miedo. Así comencé a estudiar sobre salud, nutrición y adicciones. Y aprendí por fin, no solo cómo se originó todo, sino cómo salir de ello y encontrar una vida mejor, llena de salud, bienestar y responsabilidad.

La primera lección que quiero transmitirte es que TÚ NO TIENES LA CULPA DE TENER HAMBRE. La comida es adictiva y produce deseos incontrolables por consumirla. Con cada bocado que das estás activando el sistema de recompensa cerebral que despierta un hambre insaciable difícil de manejar. La comida es la droga de este siglo y la situación actual de confinamiento hace que se convierta en la única fuente de gratificación inmediata a la que se puede acceder. "Hambrientas" puede enseñarte qué alimentos son los que están causando tu infelicidad, enfermedad y adicción y así, poder tomar acción para evitarlos.

 

La segunda lección a aprender es que la raíz de cualquier adicción está en ciertas deficiencias emocionales, y que, cuando sufres una, es fácil caer en alguna otra. Y la adicción al amor suele ser una de ellas. La adicción a la comida y al amor están muy relacionadas, es frecuente que cuando se da una, también se de la otra. La ADICCIÓN AL AMOR supone estar en una relación dependiente o buscar parejas que siempre proporcionan insatisfacción, problemas y tristeza. Pero hoy te digo, desde mi experiencia, que es posible salir de ellas y cambiar los patrones de comportamiento. No es fácil, pero sí es posible. Ahora bien, debes conocer las causas que lo originan y el método para salir de ello. Si quieres dejar de besar sapos y encontrar EL VERDADERO AMOR..

 

Y para finalizar, quiero decirte que la falta de control hacia ciertos alimentos, la dependencia de ellos y la felicidad que se siente con cada bocado, a pesar del daño que causan en el peso y la salud, es comparable a la dependencia que se tiene hacia la pareja y la felicidad que se siente con su presencia, a pesar del daño que causan en la propia estima y el espíritu. Por eso, si quieres una sanación completa: física, mental y espiritual..

 

 

Transmitirte mis experiencias, mis conocimientos y la forma en la que lo superé para evitarte tantos años de dolor y sufrimiento es mi PROPÓSITO. Espero que toda esta información te ayude a lograr tus metas y conseguir tus sueños y que, el cariño con el que escribí mis libros, te alcance y arrope.

 

Con cariño,

Jone

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.